Haftará Jayé Sará
diciembre 17, 2023
Haftará Vaietzé
diciembre 17, 2023
Muestra todo

Haftará Toldot

Malají 1:2-7

Moisés Gutiérrez Aldana

El nombre del profeta Malají significa “mi mensajero” y se piensa que se trata de un profeta no identificado, que vivió a mediados del siglo V a.e.c. en la época post exilio. Su mensaje enfatiza la importancia de la misericordia y la fe, así como el camino apropiado en la vida. El método que utiliza el texto se basa en preguntas y respuestas como si se tratara de un diálogo. La primera parte de la Haftarat Toldot corresponde, al capítulo 1 del libro de Malají en donde podemos encontrar una relación casi directa con la Parashat de Toldot, porque nos habla sobre los hermanos Esav y Yaacob y la relación de Dios con ellos. El texto dice que el Eterno solo ha amado a Yaacob y a Esav ha odiado: “Y si ustedes preguntan ¿En qué nos has amado? ¿Acaso no es hermano Esav de Yaacob? Dice el Eterno; sin embargo, amé solo a Yaacob; mientras que a Esav he odiado, convertí sus ciudades en desolación, y a su heredad (morada) para cobras del desierto. Cuando dijere Edom: Habríamos empobrecido, pero volveremos y construiremos las ruinas; así ha dicho el Eterno de los ejércitos: Ellos edificarán, pero Yo derrumbaré; y les llamarán territorios de maldad, y pueblo que la cólera del Eterno está (contra ellos) para siempre.” Malají 1: 2-4 En la segunda parte de la Haftarat habla de una advertencia de Dios para los que profanan su nombre y desprecian el Altar cuando ofrecen animales ciegos, cojos o enfermos y las consecuencias de esos actos, pero también describe la misericordia de Dios cuando se sigue el camino de paz, rectitud y retornar del pecado hacia el Eterno.

Por su parte la porción de Toldot inicia cuando Isaac y Ribcá no podían tener hijos y ruegan al Eterno para que Ribcá se pueda embarazar. El Eterno, acepta el ruego de Isaac, pero cuando queda embarazada Ribcá se da cuenta que sus hijos se empujaban en su interior, consulta al Eterno y le dice que para qué quiere ella eso. El Eterno, Dios le contesta: “Dos naciones hay en tú vientre, y dos pueblos de tus entrañas se separarán. Y un pueblo sobre el otro prevalecerá, pero finalmente el mayor servirá al menor.” Las características y habilidades de Esav y Yaacob, son muy diferentes y la relación con sus padres también, lo que provoca que cada tenga preferencia por un hijo: “Amó Isaac a Esav, porque de su caza él comía; mientras que Ribcá amaba a Yaacob” Padres e hijos entran en una dinámica familiar difícil y de tensión.

En otro orden de ideas, es interesante que en una sola Parashat, con tres capítulos y medio, el texto narra las historias de Isaac, que contrastan con las historias de Abraham, que se narran en tres Parashot, con 14 capítulos y medio, para Yaacob son 2 Parashot con 8 capítulos y medio, y finalmente para Yosef son 4 Parashot con 14 capítulos, pero la información que contiene Toldot nos abre todo un espectro de posibles comentarios.

En la narración sobre la vida Isaac, hay dos aspectos interesantes, que no se encuentran con los otros dos patriarcas, Abraham y Yaacob. Isaac, es el único de los tres que ante una hambruna no baja a Egipto, es decir, no sale de la tierra de Kenaan, él Eterno le dice: “No bajes a Egipto, habita en la tierra que Yo de diré. Peregrina en esta tierra y estaré contigo, y te bendeciré, porque a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras; y cumpliré el juramento que juré a Abraham tu padre” Bereshit 26:2-3. 

En la historia de los pozos, encontramos que Isaac no solo enfrenta la adversidad de la hambruna, que es provocada por la falta de lluvia que afecta la vegetación, que es el alimento para el ganado, cuando vuelve a excavar los pozos que su padre había cavado, se enfrenta contra los pelishtim que los tapan, es decir tiene que hacer un trabajo doble. Enfrenta una doble adversidad, la del medio ambiente y la de los pobladores de Guerar

De nuevo en el texto de la Haftarat, cuando el profeta pregunta: ¿Acaso no es hermano Esav de Yaacob? Está planteada en una forma de reclamo a Dios de cómo puede permitir que dos hermanos sean tan diferentes. De acuerdo con el texto de Malají el Eterno, prefiere a Yaacob y odia a Esav y todo lo que haga Edom, Dios lo derrumbará y su cólera está contra ellos, es decir, el amor que tiene Dios hacia el pueblo de Israel de acuerdo con el profeta, pero visto a la luz de nuestro tiempo, Dios no odia a ningún ser humano. Desde otra perspectiva, en ambos textos de la Haftarat como en la Parashat podemos ver la relación entre Isaac-Ribcá y Esav-Yaacob, que es una la relación complicada entre padres e hijos. Cada uno hemos nacido en contextos familiares y realidades diferentes lo que define las relaciones entre hermanos y padres de acuerdo a lo que percibimos. Cada individuo es único e irrepetible, por eso los hermanos pueden ser radicalmente diferentes, porque son individuos diferentes. Contamos con un conjunto de características que el Eterno nos dio, que son herramientas que necesitamos en nuestro camino en esta experiencia humana. A lo largo de la vida hemos tomado una serie de decisiones buenas, malas o neutras con base en la información que tenemos, dentro de la familia, amigos, trabajo etc.  y todas con alguna una intención que nos han conducido nuestra situación presente, es decir, gracias a la libertad en nuestro contexto, libre albedrio, ley del universo de causa y efecto. El Eterno, Dios, siempre está presente y nos llena de sus bendiciones, siempre nos da mucho más de lo que necesitamos, pero de acuerdo a nuestras decisiones podemos abrir o cerrar esos canales de bienestar, prosperidad y abundancia.

Sobre el libre albedrío, el libro de Cohélet, dice en un sentido algo sombrío, un poco pesimista y con su toque peculiar en su poesía: “Puse mi corazón para indagar e investigar en la sabiduría, sobre todo lo que sucede bajo el cielo; (y pensé) que es una cosa mala que haya puesto Dios delante de las personas (libre elección) para que sufran con ella (si eligen el mal). He visto que todos los hechos que se han hecho debajo del sol y he aquí que todo es vanidad y quebranto de espíritu” Cohélet 1:13-14

Ahora bien, en el capítulo 2 de la Haftarat dice Malají: “Entonces ahora, a ustedes kohanim doy esta orden. Si no oirán, ni pondrán (atención) en el corazón, para dar honor a mi nombre, ha dicho el Eterno de los ejércitos, enviaré contra ustedes la maldición y maldeciré vuestras bendiciones, que ya las maldigo porque ustedes no ponen (atención) en el corazón. He aquí yo reprenderé por causa vuestra a las semillas, y esparciré estiércol en vuestros rostros, el estiércol de vuestras festividades” Malají 2:1-3

El texto en el nivel literal nos puede causar confusión y conflicto, pensando que el Eterno, Dios puede maldecir a las personas. Dios, nos escucha, nos acompaña y bendice todo el tiempo. Resulta una visión un poco infantil el pensar que Dios lleva un contador sobre las acciones buenas y malas de cada ser humano. La bendición que nos da Dios, es la libre elección, la siempre presente oportunidad de arrepentimiento sincero y de corregir cuando nos desviamos del camino, la Teshuvá y también nos ha dado la guía, que es el estudio de la Torá. A diferencia de Cohélet en su visión un pesimista, la libertad que tenemos cada ser humano, es una gran bendición, una capacidad de aprendizaje, corregir, mejorar y avanzar en nuestro camino espiritual, porque tenemos una compañía incondicional, a él Eterno, Dios. Así como en el caso de nuestro patriarca Isaac, cuando se tiene que enfrentar contra las adversidades de los pelishtim, en Guerar, el Eterno, Dios lo bendijo: “Sembró Itzjak en esa tierra, y encontró (al cosechar) en el año aquel, cien medidas, porque lo bendijo el Eterno. Se engrandeció el hombre, y fue engrandeciéndose hasta era muy grande. Y él obtuvo ganado ovino, ganado vacuno y mucha faena. Por tanto, lo envidiaron los pelishtim” Bereshit 26:13-14 De igual manera el Eterno, Dios nos llena de bendiciones y es nuestra decisión hacer el trabajo y esfuerzo requerido, aplicarnos con las mejores intenciones, de lograr tener un impacto positivo en el trabajo, con él prójimo para abrir los canales de la abundancia y cuando sembremos podamos cosechar cien veces más. 

5-Kislev-5784

www.britbraja.mx/
facebook.com/Britbrajamex/
twitter.com/MxBrit/
instagram.com/britbraja/
pinterest.com.mx/britbraj/

[La imagen puede estar protegida por derechos de autor]